Clases de baile para mayores, Bohumil Hrabal

Sinopsi (contracoberta de l’editorial)

El anciano libertino protagonista de esta novela cuenta la historia de su vida a una bella señorita. Así nos enteramos de sus conquistas amorosas, escándalos, tanto privados como públicos, aventuras militares y de cómo era la vida en los días del Imperio austrohúngaro.

Hrabal, uno de los grandes escritores checos del siglo xx, señala en su prólogo: «Mi tío Pepin fue un héroe, tanto en la vida como en Clases de baile para mayores; él fue mi musa, provisto de una botella y un embudo».

Esta sorprendente novela, alarde de ebriedad, desgarradora confesión del alma, es un relato metafísico de la naturaleza del amor y el tiempo, y demuestra por qué Hrabal se ha ganado la admiración de escritores como Milan Kundera, John Banville o Philip Roth.

Nordica Libros.- 120 pàg.- Traducció: Jitka Mlejnková i Alberto Ortiz

Apunts de lectura

La novel.la és un monòleg amb connotacions de narració oral a través del qual va narrant tot un mosaic d’històries sense ordre ni concert. Així comença:

“Igual que ahora vengo a verla a usted, señorita, antes me gustaba frecuentar a aquellas bellezas de allí, junto a la iglesia; no es que yo estuviera tan entregado a la sacristía, es que al lado de la casa del cura había una tienda, donde un tal Altmann vendía máquinas de coser de segunda mano, …..

Com un allau d’incontinència verbal, fins el final, el vell narrador va desgranant tot un seguit d’anècdotes que va pouant de la memòria sense necessitat de cap fil conductor, només les ganes d’impressionar i seduir la jove que l’escolta. Com si es tractés d’anar inserint penjolls en un fil de collaret. Potser l’element comú de tot pegat és la joia de viure i en especial els fantàstics moments de la vida eròtica. També hi desfilen històries esperpèntiques, de guerra, de personatges institucionals, etc. Sempre amb un to d’humor, d’ironia i tendresa que poc a poc es va traspassant al lector de manera que el narrador se’ns fa entranyable i vitalista.

Segurament, emparats pels mecanismes de la memòria, tots acabaríem explicant aquest tipus d’històries, les més sorprenents, les més divertides i esperpèntiques, les més irreverents, etc.

“…es que, en los tiempos del Imperio, la gente era tremendamente inculta: un lugareño, cavando el campo con un azadón, se cortó el dedo gordo del pie, creyendo que era una lombriz, o los había como el maestro Látal, que pegaba a los alumnos y les estampaba la cabeza contra la pizarra, encolerizado porque los chicos no dominaban el sistema métrico; el cura Zbořil, en cambio, acostumbraba a agarrarlos por el cuello y los sacudía como si fueran conejos, porque no llegaban a entender que la gracia está en la naturaleza divina y al mismo tiempo es un privilegio sobrenatural, por ello también nuestro cura tenía que rezar sin parar para contrarrestar su maldad; una vez dejó el cáliz y se lio a bofetones con los monaguillos, y luego continuó con la misa como si tal cosa…”

“…o el caso ocurrido en Olomouc de un soldado que estaba de guardia y vio que había fuego en el cementerio, se acercó, abrió la morgue y, ¡Virgen santa!, se encontró al encargado del cementerio junto a un caldero ardiendo, y del caldero salían pies y manos humanas: era la grasa que se había prendido; de manera que los guardias se lo llevaron detenido por sacar a los muertos de las tumbas y hervir los cadáveres como bazofia para los cerdos…”

“…en la Casa Católica estuve bailando con una bella señorita y quise hacer la figura del molinete y me salió una hernia… bueno, a un hombre todo le queda bien, pero imagínense a una mujer con un braguero frío con flejes niquelados, y que un hombre, henchido de deseo, palpando se lo encuentre, eso haría temblar todos los ideales y dejaría anulados los deseos… una vez le invitaron a una boda a Jesucristo, nuestro Señor, y bebieron en exceso, y él transformó el vino en agua, ése es el milagro de Caná de Galilea… por aquel tiempo solía tener un sueño que trataba sobre algo parecido, y es que soñar con los huesos de un cadáver significa una gran alegría inminente… no deja de ser interesante ver cómo los poetas jóvenes suelen pensar en la muerte y los viejos bardos en jovencitas… en una ocasión me comentó un cazador lo curioso que es ver cómo los ciervos viejos se entusiasman rondando a una cervatilla añera…”

La novel.la finalitza amb un epíleg que vindria a ser un generós regal de la noia jove al vell orador:

“El sol se iba acercando a la línea del horizonte y la señorita Kamila estaba subida en una escalera de mano, comía unas cerezas y sonreía al anciano de abajo, que todos los días le trae un ramo de rosas, sustraídas en jardines ajenos, y le promete que volarán juntos de Viena a Budapest, para enseñarle todos esos lugares en los que había estado en los tiempos del Imperio Austriaco.

(…) y empezó a descender de la escalera, apoyando el pie en un travesaño tras otro, hasta llegar con sus pantalones cortos abajo, a las seis cestas de cerezas recogidas esa misma tarde, continuó caminando hasta la casita de madera, cogió un balde y, apartando la tapa del pozo, lo sacó lleno de agua fresca; luego levantó las manos, se soltó la blusita manchada con el jugo de las cerezas, se desabrochó el botón del pantalón corto y, sacudiéndose la ropa, se subió la blusita para arriba, mientras el pantalón caía para abajo, y desnuda se fue a un claro, rodeado de árboles frutales, y empezó a lavarse, y el anciano, que se había pasado toda la tarde contándole historias, en ese instante quedó como fulminado, su rodilla doblada, presa de unas manos anudadas, mirando más allá de ella, hierático, arrebatado, tierno, mientras ella le hacía ese regalo que solamente una mujer puede hacer a un hombre, lavándose, a la caída del día, para unos ojos emocionados…”

Clases de baile para mayores, una obra breu i divertida que convida al lector a rememorar les pròpies històries dels temps passats, irrepetibles i que formen part de la nostra vida.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s