La catadora, Rosella Postorino

Sinopsi (contracoberta de l’editorial)

Imaginen por un momento una mesa bien dispuesta, con platos de loza blanca llenos de comida exquisita. Imaginen unas judías verdes condimentadas con mantequilla fundida, el olor embriagador de unos pimientos asados y la textura de un Strudel de manzana recién horneado. Al levantar la vista encontrarán a diez mujeres jóvenes y famélicas. Estamos en el cuartel general de Hitler y corre el año 1943; la guerra causa estragos, pero ellas están aquí y tienen hambre. Lo que pueda pasar después poco importa…

«¡Comed!», ordenan los soldados de la SS: ellas son las catadoras del Führer y tendrán que aguardar una hora hasta que los guardias descarten que las viandas están envenenadas. En el ambiente turbio de este banquete perverso, que siempre puede ser el último, las jóvenes y los militares del cuartel trenzan alianzas insólitas. Pero ¿acaso hay algo insólito cuando vivimos al límite?

Inspirándose en la historia real de Margot Wölk, catadora de Hitler, Rosella Postorino atraviesa el laberinto del deseo para contarnos la historia de Rosa Sauer, una joven que se aferra a su afán por saborearlo todo, incluido el sexo prohibido, mientras espera a un marido que no regresa: una mujer con ganas de sentirse viva.

Editorial Lumen.- 352 pàg.- Traducció:  Ana Ciurans Ferrándiz

Apunts de lectura

Rosa Sauer, una de les 10 tastadores, narra en primera persona l’experiència de treballar obligada en tastar els aliments en el quarter general de Hitler abans que aquest se’ls mengi.

Allò interessant és la trama de la novel·la que tot partint d’una historia real desenvolupa una crònica de les relacions humanes en una situació d’extrema supervivència durant la Segona Guerra Mundial. El menjador i la casa on les 10 tastadores realitzen la seva funció és una mena de microcosmos puntual en el qual s’hi desenvolupen conductes i relacions.

Per un costat, les 10 tastadores són conscients que realitzen un acte de guerra al servei del Fürher, de la mateixa manera que el marit de la narradora va al front en acte de servei a la pàtria. Ambdós corren un risc que posa en perill la seva integritat física. Les diferents personalitats i històries de vida de les tastadores constitueix un univers ric en casuístiques, perfils i opcions de vida.

L’eix central de la narració és la vida de la narradora que viu a casa dels pares d’un marit absent per la guerra i que no en sap res. La seva infidelitat sexual amb un comandament militar és una font de contradiccions, culpabilitats, desig, enamorament,…

Un altre element del microcosmos on treballen les tastadores el representa el fet d’estar sotmeses a l’autoritat dels comandaments militars de la SS: maltractaments, exercici del poder arbitrari, abusos, violacions, assetjaments, vexacions, etc.

Les tastadores sabien de la presencia de Hitler però no eren dignes d’entrar en el quarter on se suposava que vivia (la Wolfsschanze, La guarida del lobo). Només uns pocs escollits tenien el privilegi de veure a Hitler en el seu “bunker”.

La novel·la descriu molt bé els dos mons, el del microcosmos de les tastadores amb les seves pròpies lleis de vida quotidiana, i el de fora una vegada finalitzada la guerra. La realitat viscuda per les tastadores esdevé un secret molt ben guardat, fins i tot davant les persones més íntimes, segurament com moltes altres activitats col.laboracionistes amb el règim nazi.

“Durante una época, el nuestro se sustentó en la gratitud: habíamos sido premiados con un milagro y no podíamos estropearlo. Éramos los elegidos, estábamos destinados el uno al otro. Pero al cabo de un tiempo hasta el entusiasmo de los milagros se apaga. Nos habíamos volcado en la reconstrucción de nuestro matrimonio porque la contraseña era reconstruir. Dejar atrás el pasado, olvidar. Pero yo no olvidé, y Gregor tampoco. Si hubiésemos compartido nuestros recuerdos, me he dicho a veces… No podíamos. Teníamos miedo de estropear el milagro, intentábamos protegerlo, protegernos el uno al otro. En aquellos años, nos preocupamos tanto por protegernos al final solo nos quedaron barricadas” Cap. 45.

Les actituds i la posició dels diferents personatges davant els actes de guerra esdevenen reflexions sobre la naturalesa humana. Per exemple la del militar davant la repressió i l’extermini de determinats col·lectius ètnics o ideològics.

 “Los rusos, los judíos, los gitanos siempre le han dado completamente igual. No los odia, pero tampoco siente amor por el género humano, y seguro que no cree en el valor de la vida.

¿Cómo otorgar valor a algo que puede acabar de un momento a otro, a algo tan frágil? Se le da valor a lo que tiene fuerza, y la vida no la tiene; a lo indestructible, y la vida no lo es. Tanto es así que alguien puede pedirte que la sacrifiques, tu vida, por algo que tiene más fuerza. La patria, por ejemplo. Gregor lo había hecho, al alistarse.

No se trata de fe: Ziegler ha visto con sus ojos el milagro de Alemania. A menudo ha oído decir a sus hombres: Si Hitler muriera, yo también querría morir. En el fondo, la vida cuenta muy poco, ofrecérsela a alguien le da sentido. Incluso después de Stalingrado, los hombres han seguido fiándose del Führer, y las mujeres enviándole cojines con esvásticas y águilas bordadas por su cumpleaños. Hitler ha dicho que su vida no acabará con la muerte: que empezará justo entonces. Ziegler sabe que tiene razón.” Capitol 32.

Finalitza la guerra i es tanca el parèntesi del microcosmos de les tastadores però la normalització de la vida esdevé com un nou naixement de tot plegat, de les relacions matrimonials, professionals, amistats, familiars,… Després d’aquest malson, la narradora intenta tornar a la vida normal guardant, però, hermèticament dins del seu cor les experiències viscudes com a tastadora.

“Durante años creí que sus secretos —los que él no podía confesar, los que yo no quería oír— me habían impedido quererlo de verdad. Qué estupidez. No es que supiera mucho más de mi marido. Solo vivimos un año bajo el mismo techo, después se fue a la guerra; no, no lo conocía. Por otra parte, el amor nace precisamente entre desconocidos, entre extraños impacientes por forzar los límites. Nace entre personas que se dan miedo. No fue a los secretos, sino a la caída del Tercer Reich a lo que el amor no sobrevivió.”

“La catadora”, una ficció sobre un fet real, desconegut fins fa poc, a partir del qual l’autora reflexiona sobre una dinàmica grupal i sobre la naturalesa humana en una situació límit de supervivència.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s