Insolación, Emilia Pardo Bazán

Sinopsi (contracoberta de l’editorial)

Publicada en la estela de éxitos como Los pazos de Ulloa y La madre naturaleza, Insolación cuenta la relación que entablan en la madrileña feria de San Isidro Asís Taboada, una viuda de treinta y dos años, y Diego Pacheco, un joven y apuesto gaditano.

La historia comienza en retrospectiva, cuando la protagonista despierta con resaca y empieza a recordar los acontecimientos del día anterior; pero el fluir de su conciencia pronto se combina con el drama para abordar un amor que no ignora la ley del deseo.

Considerada escabrosa en su momento, la obra recibió críticas moralizantes de sus contemporáneos. En la actualidad, sin embargo, se reivindican sus grandes cualidades literarias, así como la denuncia que hizo la autora del doble rasero aplicado a hombres y mujeres en materia de moral sexual.

2021 Centenario de Emilia Pardo Bazán.

Editorial Penguin Random House.- 190 pàgines.-

Apunts de lectura

Insolación va ser publicada l’any 1889 i porta com a subtítol: Historia amorosa. La protagonista, Asís Taboada, de 32 anys, marquesa i vídua des de fa dos anys d’un marit molt més gran, gallega resident a Madrid, catòlica practicant amb una filla absent durant el relat.

En el primer capítol, un narrador en tercera persona ens presenta la protagonista convalescent a casa afectada d’una insolació, però aquesta és l’excusa, més aviat es tracta d’una relliscada amorosa.

“…pero… ¿qué quieres, mujer?, te descuidaste un minuto, incurriste en una chiquillada (porque fue una chiquillada, pero chiquillada del género atroz, convéncete de ello), y por cuanto viene el demonio y la enreda y te encuentras de patitas en la gran trapisonda… No andemos con sol por aquí y calor por allá. Disculpas de mal pagador. Te falta hasta la excusa vulgar, la del cariñito y la pasioncilla… Nada, chica, nada. Un pecado gordo en frío, sin circunstancias atenuantes y con ribetes de desliz chabacano. ¡Te luciste!”.

En el segon capítol, el narrador és la pròpia protagonista que a través d’un “flash-back” explica els antecedents d’allò que realment va passar i ho fa des de les reflexions de la seva consciència.

El relat del dia de la relliscada és el centre de la història i conjuga diferents línies narratives. Per un costat l’ambient popular del dia de la romeria de la Feria de San Isidoro a Madrid, amb un sol i una calor asfixiant en mig d’un torrent de gent. Per l’altre els embats de la seducció del “señorito” andalús, Diego Pacheco, mentre Asís es va posant malalta de tant assetjament per tot plegat: calor, disbauxa i especialment per l’excés i la mala qualitat de la beguda durant el menjar. I, finalment la línia narrativa derivada del flux de consciència de la protagonista, un intens combat entre la moral catòlica, els convencionalismes socials i el refús al creixent desig físic que l’excita i confon.

La descripció de l’ambient és ben eloqüent:

“El campo de San Isidro es una serie de cerros pelados, un desierto de polvo, invadido por un tropel de gente entre la cual no se ve un solo campesino, sino soldados, mujerzuelas, chisperos, ralea apicarada y soez; y en lugar de vegetación, miles de tinglados y puestos donde se venden cachivaches que, pasado el día del Santo, no vuelven a verse en parte alguna: pitos adornados con hojas de papel de plata y rosas estupendas; vírgenes pintorreadas de esmeralda, cobalto y bermellón; medallas y escapularios igualmente rabiosos…”

Sovinteja l’ús de les metàfores per narrar el trasbals que va patint l’Asís:

“ Asís creía ver desaparecer la marca de las irregularidades del día anterior, y confundiendo involuntariamente lo físico y lo moral, al asearse, juzgaba regenerarse.

(…) Agua clara y tibia —pensaba Asís— lava, lava tanta grosería, tanto flamenquismo, tanta barbaridad: lava la osadía, lava el desacato, lava el aturdimiento, lava el… Jabón y más jabón. Ahora agua de Colonia… Así.” Pàg.99

El recurs narratiu de fer servir l’analogia del mar per descriure l’estat vital d’Asís, aporta una imatge ben il·lustrativa de les seves emocions:

“Atravesamos un barbecho, que fue una serie de saltos de surco a surco, y por senderos realmente solitarios fuimos a parar a la puerta de una casaca que se bañaba los pies en el Manzanares. ¡Ay, qué descanso! Verse uno allí casi solo, sin oír apenas el estrépito de la romería, con un fresquito delicioso venido de la superficie del agua, y con la media obscuridad o al menos la luz tibia del sol que iba poniéndose… ¡Alabado sea Dios! Allá queda el tempestuoso Océano con sus olas bramadoras, sus espumarajos y sus arrecifes, y héteme al borde de una pacífica ensenada, donde el agua sólo tiene un rizado de onditas muy mansas que vienen a morir en la arena sin meterse con nadie…”  Pàg 83.

La partida ja està magistralment plantejada i la relació entre Diego Pacheco i Asís seguirà el seu ritme amb la permanent confrontació moral de la protagonista amb la seva consciència així com les diverses derives psicològiques fins el final de la novel.la.    

La novel.la llegida avui té unes connotacions totalment diferents a les de l’època de la seva publicació l’any 1889. En el seu moment va ser un escàndol que va suscitar molta polèmica, especialment pel comportament de la protagonista ja que planteja el desig sexual de la dona i reivindica la seva llibertat sexual. Avui podem dir que l’enfoc de la novel.la és molt proper a la sensibilitat feminista actual.     

Cal destacar el sentit irònic del relat amb moltes notes d’humor.

“Y no atreviéndose a mirar el suyo, echaba un ojo al reloj de sobremesa, un Apolo de bronce dorado, de cuya clásica desnudez ni se habían enterado siquiera las Cardeñosas, en cuarenta años que llevaba el dios de estarse sobre la consola del salón en postura académica, con la lira muy empuñada.” Pàg 103.

Pardo Bazán utilitza diversos registres lingüístics en els diàlegs. Així, per exemple destaca el de la parla andalusa del personatge de Diego. També les expressions particulars de les noies gitanes.

Ja hem esmentat els canvis en la persona del narrador, de tercera a primera. Cal també fer esment de la intervenció de la novel.lista en la narració amb comentaris sobre la novel.la i la forma i l’estil narratius.

“Doloroso es tener que reconocer y consignar ciertas cosas; sin embargo, la sinceridad obliga a no eliminarlas de la narración. Queda, eso sí, el recurso de presentarlas de forma indirecta, procurando con maña que no lastimen tanto como si apareciesen de frente, insolentonas y descaradas, metiéndose por los ojos. Así la implícita desaprobación del novelista se disfraza de habilidad.” Pàg.112

L’ús excessiu dels tòpics pot resultar desfasat, molt popular i costumista, però ja se sap que els tòpics no sempre van errats. Pardo Bazán fa esment als gallegos i especialment als habitants del sud com el seductor que ronda l’Asís.   

“Ese andaluz es uno de los tipos que mejor patentizan la decadencia de la raza española. ¡Qué provincias las del Mediodía, señor Dios de los ejércitos! ¡Qué hombre el tal Pachequito! Perezoso, ignorante, sensual, sin energía ni vigor, juguete de las pasiones, incapaz de trabajar y de servir a su patria, mujeriego, pendenciero, escéptico a fuerza de indolencia y egoísmo, inútil para fundar una familia, célula ociosa en el organismo social… ¡Hay tantos así! Y sin embargo, a veces medran, con una apariencia de talento y la viveza propia del meridional; no tienen fondo, no tienen seriedad, no tienen palabra, no tienen fe, son malos padres, esposos traidores, ciudadanos zánganos, y los ve usted encumbrarse y hacer carrera… Así anda ello. Ya las mujeres… qué diablo, estos hombres les caen en gracia…” Pàg.181.

El recurs narratiu de l’el·lipsi ens amaga moments decisius de la relació amorosa entre Asís i Diego, deixant que el lector els intueixi.

En la introducció, Eva Acosta assenyala que a la novel.la “Pardo Bazán ponia a hombre y mujer en plano de igualdad y denunciaba la paradoja de la doble moral sexual de su época: actos idénticos provocaban reacciones opuestas, y sociedad y religión los medían con distinto rasero según quien los realizara. La hipocresia de las costumbres y el temor a la opición de los demás, juez de conductas, estaban muy arraigados en la protagonista, con lo que su evolución como personaje – del desconcierto y la negación iniciales hasta el autoconocimiento y la aceptación- se enriquecía. Ése es el eje fundamental de esta historia amorosa.”  

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s